Su hijo falleció en 2013. 3 años después una niña pequeña le pide que apriete la barriga de un osito de peluche

5 meses
17453 Visitas

Hay momentos en la vida de una persona que parece que nada está saliendo como había imaginado. Este fue el estado en el que se encontraba una madre que acababa de perder a Lukas, su hijo de 7 meses. Aún así, Heather Clark, sacó fuerzas de donde no las tenía y logró seguir con su vida, aún con el peso de la dolorosa pérdida.

En este vídeo, Clark sostiene temblorosa un estetoscopio encima de Jordan Drake, una niña de 4 años. Ésta se levanta la camiseta y le muestra a Heather un bonito regalo. Al acercar el aparato a su pecho, puede escuchar y sentir como está latiendo el corazón de Jordan, aunque rompe a llorar inmediatamente al pensar realmente de quién es.

El corazón pertenece a su hijo Lukas. Cuando murió, la madre decidió donar sus órganos, que permitieron salvarle la vida a tres niños enfermos, uno de ellos era Jordan, que sufría una enfermedad cardíaca congénita. Pero ahí no acaba la sorpresa. Jordan desea que la madre pueda oír siempre que quiera el corazón de su hijo, así que le regala un oso de peluche con la grabación del latido del corazón.

 

 

loading...

Comentarios